Que rabia da cuando estas escribiendo con un bolígrafo, ya le has cogido hasta cariño, siempre ha estado cuando lo necesitabas, pero de repente se gasta! Ya no escribe, y piensas que ha durado muy poco vuestra relación, pero no puedes hacer otra cosa mas que reemplazarlo.

Bueno pues gracias a este invento ahora la relación entre boli y usuario durará el doble, o al menos eso se espera.

Se trata de un bolígrafo que tiene su tubo de tinta en espiral. Así se consigue que en el mismo espacio quepa el doble de tinta, pues al estar en espiral, tiene más capacidad. Es como cuando caminas por la calle, si vas recto llegas antes que si vas en zig-zag.

 

No se cuanto se ahorrará , solo espero que  con este método la tinta no se quede enganchada entre las espirales!