Mucha gente depende de su teléfono móvil las 24 horas del día, lo lleva a todas partes, a comer, a la habitación, en el centro comercial, en el baño, la playa…. chof! y se puede caer al agua fácilmente.

Todos sabemos que un aparato electrónico mojado está condenado a morir, pero en la tienda de Dry-All encontramos la solución a este problema.

Nos ofrecen un pack en el que encontramos una bolsita. Nos recomiendan sacar la batería, secar con una toalla y meterlo en esta bolsita, que secará nuestro móvil en unas horas.

No se la eficacia de este método, pero podéis adquirirlo por 30$.

Para quien sea de la vieja escuela, tenemos el típico remedio del cuenco de arroz, que al menos sabemos que suele funcionar 🙂

 

Anuncios