La publicidad, lo peor de Internet (y de la TV dicho sea de paso). Cuantas veces he abierto un par de páginas de internet a la vez y de repente una música horrible ha comenzado a sonar de fondo, y no he sabido de donde venía (lo peor es no saber pararla). Recuerdo que en la época del mundial, durante más de 1 mes, había banners de publicidad del single de Shakira que no nombraré aquí porque no lo soporto, y sonaba SIN PERMISO del usuario, y lo peor es que no había forma visible de saber de donde venía,… vamos, un infierno.

Internet siempre ha sido un espacio muy atractivo para las actividades comerciales. De hecho, es uno de los sectores que ha logrado salir mas airoso en cuanto a la crisis económica, por lo que no se han visto reducidas las inversiones en publicidad. Sin embargo, hay que prestar especial atención a la publicidad engañosa.

En 2005 se estableció una Directiva que permitía la regulación de las prácticas comerciales engañosas.  En el caso de Internet, su aplicación e interpretación era demasiado complicada, ya que cuenta con demasiadas lagunas en lo que a la protección de los ciudadanos contra la publicidad abusiva se refiere.

El Parlamento Europeo aprobó un informe en el que se propuso advertir a los consumidores acerca de este tipo de publicidad engañosa, como los anuncios personalizados a través de la red. Esta publicidad individualizada constituye un gran ataque contra los usuarios, ya que se basa en el rastreo de datos mediante e-mails privados, redes sociales o técnicas de geolocalización sin su previa aprobación, información que tan solo podría ser tratada mediante su consentimiento. Es por ello que el Parlamento pide una mayor protección de las personas más vulnerables, y enfatiza el papel que puede jugar la publicidad en la erradicación de estereotipos.

 

Desde la Eurocámara, piden a la Comisión que incluya la mención de la frase “publicidad basada en el comportamiento” en toda publicidad distribuida on-line, acompañada de una ventana complementaria en la que se recoja información para comprender estas prácticas publicitarias. También se pide un sistema comunitario de distintivos para los sitios web que certifique el cumplimiento de las normas de protección de datos basado en el proyecto del Sello Europeo de Privacidad.

Por otro lado, los eurodiputados han subrayado el papel que puede jugar la publicidad en la erradicación de estereotipos y con la finalidad de promover hábitos saludables que “pueden repercutir positivamente en las percepciones de la sociedad sobre cuestiones como los roles de género y la normalidad y la imagen del cuerpo humano”. Ha recomendado a la Comisión programas para enseñar a los más pequeños, los mas vulnerables, el impacto que puede tener la publicidad. Para ello se promueve la creación de un programa basado en la iniciativa “Media Smart” y pide a los medios la restricción de anuncios destinados a los niños en su programación.

Todo esto se produce en un entorno en el que, según la consultora Zenith Optimedia, Internet será el soporte que mas crecerá en los próximos tres años, y en el año 2013, la publicidad on-line habrá aumentado un 48%.

¿No os ha pasado que en vuestro correo os llegan anuncios de publicidad que no os interesa de manera abusiva, o que se repite el mismo anuncio una y otra vez varias veces al día? Parece mentira que haya leyes que intenten regular esto, pues está claro que no lo consiguen.

Anuncios