Hoy en día y desde hace algunos años, es muy fácil acceder a la radio por Internet gracias a la tecnología streaming, cuyo funcionamiento ya hemos mencionado en nuestro blog en apartados anteriores. Para ello, tan sólo necesitamos un ordenador con conexión a Internet, una tarjeta de sonido y un reproductor multimedia.

Sin embargo, el uso del streaming ha ido desapareciendo en detrimento de nuevos sistemas como el podcasting. El podcasting es a la radio lo que los weblogs son a la prensa escrita. Se trata de un sistema de distribución de contenidos auditivos colgados en la red, mediante un sistema de redifusión que permite suscribirse (aunque no es esencial la suscripción para descargar los contenidos) y utilizar un programa para disfrutar de dichos contenidos. Los usuarios pueden descargar fácilmente los contenidos en sus ordenadores para posteriormente escucharlos, grabarlos o reproducirlos como Mp3. El canal por el cual se distribuyen los archivos recibe el nombre de podcast, mientras el podcaster es la persona u organización que se encarga de producir los contenidos.

Podemos acceder a los contenidos de podcasting mediante diferentes programas que permiten descargar los archivos para utilizarlos posteriormente, o simplemente escucharlos a partir de la página en la que han sido colgados. WordPress y otras páginas permiten realizar podcasting utilizando herramientas gratuitas como WordTube o Podpress. Algunos programas para acceder a los contenidos con el fin de utilizarlos posteriormente son:

– iPoodler

– Songbird

– Doppler

 

 

La diferencia entre el audio en una web y el podcasting radica en que este último permite la distribución de contenidos que se van renovando frecuentemente y a los que los usuarios acceden de forma habitual. La ventaja mas importante es que los usuarios pueden acceder a los contenidos a través de la red en cualquier parte del mundo y en el momento en el que lo deseen, cosa que la radiodifusión tradicional no permite hacer mediante la modulación. Permite reproducir programas fuera de su horario de emisión, de la misma manera que ocurre con la televisión por Internet.

Cabe destacar en nuestro país el caso de la emisora SER, pionera en emplear este sistema de radiodifusión mediante el cual ponía al alcance del usuario diferentes entrevistas y contenidos radiofónicos de la cadena, mejorando notablemente la calidad del sonido.

 

 

Ahora ya sabéis (si no lo sabíais ya) más cosas sobre la radio en Internet. ¿Vosotros escucháis radio por internet? Yo suelo escucharla así, no hay interferencias, aunque se hecha de menos mover el dial para poder sintonizar una emisora (mi última radio murió hace tiempo).

También solía bajarme programas de radio (un espacio de monólogos) porque me gustaba escucharlo después en el mp3, ¿habéis probado alguna vez a descargar algún poadcast? Probadlo 🙂

 

 

Anuncios